¿Cómo podemos saber si nuestro bebé sufre de cólicos?

Mi bebé puede tener cólicos del lactante, pero, ¿qué sintomas presenta?

Aunque pueda parecer muy elemental , sigue siendo muy utilizada por los pediatras la regla del tres de Wessel.

Si el bebé llora:

  • Más de tres horas al día.
  • Al menos tres días por semana
  • Y durante tres semanas, es muy posible que sufra de cólicos del lactante.

El bebé llora de forma tal que no se calma con los habituales cuidados maternos. En general suelen producirse después de una toma, al atardecer o al comienzo de la noche, sin nada que, aparentemente, lo haya provocado y, como hemos dicho, el llanto desconsolado puede durar incluso horas.

A veces los síntomas del cólico no son tan extremos o evidentes, pero si el bebé:

  • Adopta una posición encogida.
  • Adquiere una tonalidad rojiza, como de congestión.
  • Se queja continuamente, sobresaltándose durante el sueño.

 En estos casos, podemos estar hablando de problemas asociados al cólico del lactante.

Los síntomas característicos son: llanto desconsolado, alternando chillido con llanto, y mientras tanto, el bebé se flexiona sobre sí mismo, retorciéndose por el dolor que está sufriendo. Si el bebé sufre de un cólico agudo, en el que además persiste la incapacidad de expulsar gases, estos episodios pueden alargarse en el tiempo y durar semanas o incluso meses.

Lo más normal en los bebés que sufren cólico del lactante, es que tengan las fases más agudas al final de la tarde y principio de la noche, empezando a encontrarse mejor a primera hora de la mañana. No siempre es así. En un porcentaje muy bajo (un 2% más o menos), el bebé está peor por el día pero duerme toda la noche, despertándose para las tomas y quedándose dormido después, en estos casos por muy agudos que sean los cólicos por el día, al menos por la noche duermen.

Mi bebé tiene gases ¿Tiene alqo que ver con los cólicos?

Aunque científicamente no se conoce el origen concreto de los cólicos del lactante, la razón “oficial” de por qué se producen los cólicos del lactante, es porque el recién nacido tiene el aparato digestivo inmaduro, y eso hace que retenga gases sin la capacidad suficiente de poder expulsarlos. Al no poder expulsar gases, éstos producen “pinchazos” en el interior del vientre, provocándole un dolor agudo al bebé, que, a no ser que los gases salgan, persistirá durante horas y, si no se soluciona esta situación, podría durar incluso meses.

Si conseguimos sacar o expulsar los gases del bebé de forma natural mediante Terapia Distal es casi seguro que podremos aliviar los cólicos que padece.

Ahora que sabemos que nuestro bebé tiene cólicos, ¿cuál es la causa(s) de esta situación?